lunes, 24 de noviembre de 2014

La música potencia nuestra inteligencia

La mayor parte de este texto está obtenido del libro Cómo potenciar la inteligencia de los niños con la música de Joan María Martí (2014). Ediciones Robinbook.
Música e inteligencia
H. Gardner, en su “Teoría de las Inteligencia múltiples”, incluye a la inteligencia  musical junto a otras inteligencias en lo que se conoce como inteligencia emocional. Cuanto más desarrolladas tengamos las inteligencias, mejores capacidades y hábitos tendremos para mejorar nuestra vida diaria, tanto a nivel social, como intelectual o físico.
Según Gardner, todas las personas poseemos diferentes tipos de inteligencia que son complementarias a los tests de inteligencia y que varían según las experiencias vividas, el lugar donde se crece, la educación en definitiva, según el contexto que rodea a cada uno.
Resumidamente, las diez capacidades o inteligencias son:
Ø  Lógico- matemática
Ø  Lingüística
Ø  Musical
Ø  Naturalista
Ø  Espacial
Ø  Intrapersonal
Ø  Interpersonal
Ø  Corporal
Ø  Existencia
Ø  Espiritual
La música ayuda a potenciar diferentes capacidades como la lógico- matemática, la corporal- cinestésica,  las personales (intrapersonal e interpersonal) y la propia inteligencia musical.
En el ámbito físico, sabemos que cada uno de los dos hemisferios del cerebro alberga capacidades diferentes y que, aunque trabajan juntos, en cada ser humano predomina una parte hemisférica u otra. Cuanto más experimentemos en nuestra infancia, más uniones nerviosas se forman, y son las uniones de los primeros años las que se mantienen a lo largo del desarrollo y estimulan la inteligencia. La música estimula las capacidades de ambos hemisferios.
La música se mueve en los dos hemisferios, ya que música es tanto aquello que escuchamos, lo que emitimos con la voz, la que recordamos y cantamos mentalmente, la que hace bailar o mover partes del cuerpo, marcar un ritmo constante, contar 1-2-3-4 1-2-3-4, la que nos hace sentir sensaciones, la que nos hace pensar en estructuras y esquemas que se repiten como los estribillos, la que nos recuerda a alguien o a algo, la que nos relaja, la que nos hace pensar cuando la componemos, ya que todos somos capaces de componer.
¿Por qué tengo que tocar la flauta?
Sabemos que la música ayuda al desarrollo de diferentes habilidades motrices, espaciales, conceptuales y lingüísticas, entre otras. Sabemos que la escucha de la música ayuda en el desarrollo de estas habilidades, pero realmente es la  práctica instrumental la que las potencia ampliamente.
La musicalidad reside en cada uno de nosotros, sólo tenemos que desarrollarla y disfrutar de ella.
En clase utilizamos la flauta dulce porque es un instrumento que permite
La música, su escucha y su práctica nos hacen entrar en otra realidad, nos hace más sensibles




No hay comentarios:

Publicar un comentario